En este artículo compararé los puntos de vista del realismo de Thomas Hobbes y Niccolo Maquiavelo. Para Brown et al. (2002) » es Mac Maquiavelo, que junto con Hobbes, ayudó a generar la tradición del realismo político.»Para comparar sus puntos de vista de manera efectiva, primero miraré los diferentes métodos que emplearon, después de lo cual explicaré cómo esta diferencia creó la visión divergente de la naturaleza humana. Es esta visión la que subyace a su creencia de anarquía, una suposición realista clave. Debido a las limitaciones de palabras, no puedo explicar completamente sus diferentes puntos de vista en el gobierno; sin embargo, abordaré este aspecto desde dos puntos de vista: la moralidad y el interés personal.

La primera comparación que siento relevante entre Hobbes y Maquiavelo es la diferencia en los métodos empleados por cada uno de estos realistas. En primer lugar, Hobbes era un erudito, cuyo objetivo era poner la política sobre una base científica; por lo tanto, empleó un enfoque lógico estricto para su trabajo. En contraste, Maquiavelo era un hombre de acción; trabajó, principalmente, como funcionario de la República Florentina. Sacó conclusiones, habiendo hecho observaciones de cómo se comportaban realmente las personas en lugar de la forma en que deberían comportarse en un mundo hipotético e intangible. Es esta diferencia de metodología la que, en última instancia, subyace a las diferencias en las creencias políticas de estas dos personas.

El trabajo de Hobbes fue diseñado para hacer que el análisis de la política fuera más científico, creía que si la política se analizaba desde una perspectiva científica, se podrían sacar conclusiones, que en última instancia podrían conducir a la creación de un estado de paz duradero. La visión de Hobbes de la ciencia es más prominente en de Corpore, que su Leviatán, citado con más frecuencia. En de Corpore, Hobbes presenta sus puntos de vista sobre el método filosófico, las matemáticas, la geometría, la física y la naturaleza humana. En su propia opinión, los puntos de vista in de Corpore representaban los principios fundacionales de todo su sistema filosófico y, por lo tanto, de su «ciencia de la política».

Aunque Hobbes no describió consistentemente su metodología filosófica, la mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que utilizó un método «resolutivo-compositivo». De acuerdo con este método, se llega a entender un objeto de investigación dado al «resolverlo» intelectualmente en sus partes esenciales y luego «componerlo» de nuevo en un todo. De esta manera, Hobbes argumentó que las sociedades y la política deberían analizarse a diferentes niveles. Primero redujo la comunidad en partes, como los seres humanos, y luego redujo a los humanos a «los movimientos de los cuerpos naturales», antes de llevar esto al último nivel hipotético de reducirlo al «estado de la naturaleza». Después de tal resolución, Hobbes recompuso la mancomunidad de la investigación abstracta de la naturaleza humana, al estudio de los cuerpos humanos, para finalmente el examen de los cuerpos políticos. Es esta metodología reduccionista la que muestra por qué Hobbes puso tanto énfasis en la importancia de la naturaleza humana, de la que hablaré más adelante.

En contraste con este método científico estructurado lógicamente, Maquiavelo era un hombre práctico: observaba a las personas por lo que eran y la forma en que se comportaban en lugar de crear una posición hipotética para explicar la realidad. Tanto en El Príncipe como en los Discursos, Maquiavelo trató de sacar conclusiones a partir de observaciones factuales de lo que la gente realmente hizo; el método empírico o inductivo. Para Walle (2001) Maquiavelo, por encima de todo, era un empirista humanista que, en lugar de hacer suposiciones injustificadas sobre el comportamiento humano, aplicó el método empírico combinado con una visión humanista para analizar a las personas y sus acciones en sus propios términos. Maquiavelo creía que el estudio descriptivo empírico era crucial, y las conclusiones normativas seguían directamente.

Fue una observación práctica, de la que Maquiavelo sacó conclusiones sobre la naturaleza humana. Analizó la forma en que muchas personas actuaban, y buscó el rasgo común en el hombre para sacar conclusiones sobre la naturaleza humana. De este Maquiavelo afirma que una serie de rasgos son inherentes a la naturaleza humana. Maquiavelo está de acuerdo con Hobbes en cierta medida en que la gente generalmente está interesada en sí misma, aunque su afecto por los demás se puede ganar y perder. Pueden ser confiables en tiempos prósperos, pero rápidamente se volverán egoístas, engañosos y motivados por el lucro en tiempos de adversidad. Tales declaraciones sobre la naturaleza humana a menudo se ofrecen como justificaciones para el consejo del libro a los príncipes. Maquiavelo escribió El Príncipe para la familia Medici durante la agitación de las Guerras italianas, eventos que ayudaron a explicar su baja estima por la naturaleza humana. Para Maquiavelo, los humanos eran » ingratos, volubles, falsos, cobardes, (y) codiciosos. Maquiavelo argumentó que el hombre tenía la capacidad de ser bueno, pero solo era bueno cuando era en su propio interés hacerlo. Tengo entendido que Maquiavelo se dio cuenta de que los hombres tendían a caer en el mal. La idea de Hobbes de la naturaleza humana estaba consumada con la de Maquiavelo, pero, como estaba escribiendo a raíz de la guerra civil, puso más énfasis en que el hombre era inherentemente brutal.

Hobbes, escribiendo Leviatán después de la agitación de la guerra civil y los intentos fallidos de republicanismo en Inglaterra, tenía una estimación aún menor de la naturaleza humana que Maquiavelo. Para Hobbes, » (i)si dos hombres desean lo mismo, que sin embargo no pueden disfrutar, se convierten en enemigos. Argumentó que los individuos que vivían en un estado de naturaleza estaban constantemente en guerra, no distinguían el bien del mal y vivían vidas que eran «solitarias, pobres, desagradables, brutales y cortas». Como resultado de su método reduccionista, donde llevó el análisis social al punto de la naturaleza humana, concluyó con una suposición realista clave: la anarquía. En este estado, cada persona tiene el derecho natural de protegerse de daños o lesiones.

Así, Hobbes argumenta que hay leyes fundamentales de la naturaleza que son necesarias para evitar el estado de guerra. Maquiavelo no rumia a un estado hipotético de la naturaleza de la misma manera que Hobbes. Sin embargo, argumenta que «no hay una mano oculta que traiga todas las actividades humanas a la armonía natural», descartando la noción liberal de paz inherente.

Debido a las limitaciones de palabras, no es posible discutir a fondo las opiniones divergentes sobre la gobernanza. Sin embargo, miraré esto desde dos aspectos entrelazados: el interés propio y la moralidad. Para Hobbes, se preguntaba cómo funcionaría una sociedad sin reglas. Hobbes sentía que la gente simplemente actuaría en su propio interés, e iría a cualquier extremo para cumplir con ese fin. Otra área de contraste con respecto a la vida en el estado de la naturaleza es cómo debemos actuar. Por esta razón Hobbes hace afirmaciones muy audaces que suenan amorales. «A esta guerra de cada hombre contra cada hombre … esto también es consecuente: nada puede ser injusto. Las nociones de lo correcto y lo incorrecto, la justicia y la injusticia no tienen cabida.»Según Hobbes, la vida no es inmoral, sino amoral en un estado de naturaleza. Además, argumenta que en el estado de la naturaleza, cada uno de nosotros tiene derecho a todas las cosas, «incluso al cuerpo del otro». Por lo tanto, matar a alguien, en un estado de naturaleza, sería exactamente lo mismo que dejar vivir a alguien. La razón es que todo es permisible, cuando no hay un gobierno que le diga a la gente cómo comportarse, según Hobbes.

En la visión de que todos los hombres están predispuestos a la acción violenta, y naturalmente alcanzan un estado de guerra, Hobbes creía que el orden debe imponerse desde arriba para evitar la destrucción del hombre en una sociedad anárquica. De una manera un poco más pesimista que Maquiavelo, ve que la única esperanza para la sociedad es ser gobernada por un poder soberano. Hobbes argumentó que no hay predisposición hacia el orden en el hombre, por lo que no se pueden hacer suposiciones en cuanto a la buena voluntad, y el hombre está naturalmente en el nivel más bajo posible de moralidad. Matará para no ser asesinado, y sospechará que todos los demás intentarán quitarle la vida. En última instancia, Hobbes cree que el hombre inherentemente no tiene moralidad.

Por el contrario, al examinar los diversos conceptos de Maquiavelo en profundidad, uno puede concluir que tal vez su violencia y maldad sugerida está alimentada por una especie de fin moral. Los escritos políticos anteriores se habían centrado en los gobernantes siguiendo la ley superior de lo que debería ser, en lugar de lo que realmente es. En opinión de Maquiavelo, los gobernantes desobedecieron la convención para retener el poder, y los hombres eran criaturas naturalmente viciosas que no se ajustaban deliberadamente a la razón. Maquiavelo argumentó que el Príncipe debe ser despiadado porque en última instancia, no se puede confiar en ningún hombre. La división entre las personas conduce a un estado más débil, y el estado más débil será eventualmente devorado por uno más fuerte. En el sentido de que el Príncipe es la única figura decorativa del Estado; sus intereses de mantener el poder y el orden están directamente vinculados a los intereses del Estado y al bienestar de sus ciudadanos.

Maquiavelo argumentó que debido a que los intereses del Príncipe son los más importantes del estado, puede hacer cualquier cosa para mantener el poder, para evitar el desorden en el estado. Esta es la razón de la conducta amoral del Príncipe. Sin embargo, es justo notar que es el deber de un Príncipe declarar lo que le da el poder de hacer lo que sea necesario, no ganancias personales o vanidad. Al eliminar las intenciones personales de la vista, al pensar por el Estado, las intenciones del Príncipe no están sujetas a un examen moral tanto como su resultado. Hampshire señaló esto al decir: «Maquiavelo argumentó que era irresponsable y moralmente incorrecto aplicar a la acción política los estándares morales que son apropiados para la vida privada Mac Maquiavelo implicó que la moralidad en la política debe ser una moralidad consecuencialista.»

El Príncipe debe gobernar en el mundo real con los hombres como son, y no en un mundo ideal donde los hombres se comportan como deben. Es importante entender esto porque gran parte de lo que Maquiavelo recomienda puede parecernos hoy, en un contexto político diferente, impactante o inmoral, pero él lo ve de manera diferente porque ha visto lo que ha sucedido a los hombres que actuaron de una manera «virtuosa», usando la palabra en el sentido en que la usamos hoy. Ha visto que estos hombres no tuvieron éxito. En resumen, el Príncipe gobierna en el mundo donde el hombre no es bueno, por lo tanto, debe hacer lo necesario para tener éxito.

Hobbes sostiene que nadie es seguro e impenetrable en su sistema anárquico y que la gente busca un mayor nivel de vida, por lo que cree que la gente estará dispuesta a renunciar a sus derechos a hacer lo que quiera en favor de un sistema moral. Sin embargo, no hay garantía de que si una persona se comporta moralmente, otros harán lo mismo. Como resultado, las personas que practican la moralidad, mientras que otros no, en opinión de Hobbes, se convertirán en presa fácil. No cree que las convenciones sociales obliguen a la gente a comportarse moralmente. Argumenta que puede ser beneficioso para una persona comportarse inmoralmente mientras que otros actúan moralmente, por lo que no se puede esperar que nadie se comporte moralmente. Concluye que la única manera de hacer que la sociedad actúe de manera moral es que exista un gobierno supremo, que pueda imponer la moralidad a través del «terror del castigo». En tal sistema, no se podía garantizar que uno pudiera salirse con la suya actuando inmoralmente; por lo tanto, sería una tontería que alguien se arriesgara a esto como tal. Por lo tanto, para asegurar su propia preservación y supervivencia en un sistema anárquico, Hobbes argumenta que las personas buscan formar comunidades, donde las personas se ven obligadas a seguir la moralidad. En última instancia, Hobbes justifica la moralidad sobre la base de que promueve el interés propio y la supervivencia.

En este artículo he comparado y contrastado los puntos de vista del realismo político de Thomas Hobbes y Niccolo Maquiavelo. He mostrado cómo utilizaron diferentes metodologías; métodos resultivo-compositivo y empírico, respectivamente. También he destacado las similitudes y diferencias resultantes en sus opiniones sobre la naturaleza humana. Esto fue seguido lógicamente por una discusión sobre su punto de vista sobre la anarquía, una suposición realista clave. Después de esto, comparé y contrasté sus puntos de vista sobre la moralidad y el autogobierno. En última instancia, he destacado y discutido algunas diferencias clave en el trabajo de Hobbes y Maquiavelo. Sin embargo, hay muchos más, que no he discutido debido a las restricciones de este límite de palabras.

Bibliografía

Berlin, I. (1971). «La originalidad de Maquiavelo.»In H. Hardy and R. Hausheer (Eds.), Isaiah Berlin: The Proper Study of Mankind. (pp. 269-326) (Londres: Chatto and Windus. 1999. pp. 269-326)

Berridge, G. (2001). «Machiavelli: human nature, good faith, and diplomacy.»Review of International Studies 27: 539-556.

Brown, C. Nardin, T. & Rengger, N. «International Relations in Political Thought» (Cambridge University Press, 2002).

Donaldson, P. S. «Machiavelli and Mystery of State» (Cambridge. 1988)

Hale, J. R. «Machiavelli and Renaissance Italy» (Londres. 1961)

Hampshire, S. «Morality and Conflict» (Harvard University Press, Cambridge MA. 1983)

Harrison, R. » Hobbes, Locke, and Confusion’s Masterpiece: An Examination of Seventeenth-Century Political Philosophy.»(New York: Cambridge University Press. 2002)

Hobbes, T. » Morality and Self-Interest.»Moral Philosophy: Selected Readings (2nd ed. Eréctil. George Sher. Harcourt Brace and Company 1996. p 24-39.)

Hobbes, T. » Leviathan.»(CUP ed. on SL,1996)

Hobbes, T. » De Corpore.»(CUP ed. on SL,1996)

Jackson, R. & Sorensen, G. «Introduction to International Relations» (Oxford University Press 2003)

Machiavelli, N. «The Prince» (1988 CUP ed. on SL)

Meinecke, F. «Machiavellism: the doctrine of raison d’état and its place in modern history» traducido por D. Scott. (New York. 1965)

Rogers, G. A. & Sorell, T. «Hobbes and History» (Londres: Routledge.)

Tuck, R. «Philosophy and government 1572-1651» (Cambridge. 1993)

Viroli, M. «Machiavelli» (Oxford: Oxford University Press. 1998)

Walle, A. H. » Machiavelli, humanistic empiricism and marketing research.»(Management Decision 39, Issue 5: 403 – 406)

Brown, C., Nardin, T. & Rengger, N. International Relations in Political Thought (Cambridge: Cambridge University Press. 2002).

Finn, S. J. » Hobbes: A Guide for the Perplexed.»(Londres: Continuum Press. 2007).

Walle, A. H. ‘Maquiavelo, empirismo humanístico e investigación de mercados.»(Decisión de gestión 39, números 5: 403 a 406).

Hobbes, T. «Leviathan» Chapter 13.3

Hobbes, T. «Leviathan» Chapter 13

Berlin, I. (1971). «La originalidad de Maquiavelo.»In H. Hardy and R. Hausheer (Eds.), «Isaiah Berlin: The Proper Study of Mankind.»(Londres: Chatto and Windus. 1999. p 269-326).

Hobbes, T. «Leviatán» Capítulo 13.13.

Hobbes, T. «Leviatán» Capítulo 14.4.

Hampshire, S. «Morality and Conflict» (Harvard University Press, Cambridge MA. 1983).

Escrito por: David Gardner
Escrito en: Universidad de St Andrews
Profesor: Dr. Ali Watson
Fecha de escrito: Noviembre de 2009

Más información sobre Relaciones Internacionales electrónicas

  • Maquiavelo sobre el Uso de Medios Inmorales en la Política
  • Una Comparación de Contratistas de Seguridad Privada & Fuerzas Armadas basadas en el Estado
  • Sobre la Existencia Ontológica de los Estados: Una Comparación Entre Países y Hormigueros
  • Un Dilema Ético: Cómo Concibe el Realismo Clásico la Naturaleza Humana
  • Fuera de la Teoría Crítica, ¿Qué Ha Contribuido el Marxismo a Comprender la RI?
  • La versión utilitaria del realismo de Morgenthau

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.